Divendres 22 d’octubre: inauguració de nou Aparador, amb autocar inclòs!

M: La historia es…, ¿tú conoces el Museu Abelló?

D: Sí, porque yo he ido al Abelló; fui de excursión.

M: Has ido de excursión. Y, ¿te has dado cuenta? A
parte del museo, tiene un escaparate que da a la
calle y que normalmente hay como…, bueno, ¿te
has fijado en el escaparate o no?

D: Sí.

L: L’Aparador.

M: Pues la historia es que a nosotros nos invita un
comisario, ¿sabes? Es como el que monta las exposiciones,
como el director de una «peli» de cine, el
que manda.

D: Uhm.

M: Entonces nos invita a hacer una propuesta para
L’Aparador. Nosotros estudiamos bellas artes, somos
una cooperativa y nos interesa mucho…, a ver
cómo te lo explico; nos interesa la escuela pero
como un lugar de poder, donde se imponen unas…,
o sea, nos interesa intervenir desde el arte en la escuela
porque entendemos que la escuela es un sitio
donde se está ejerciendo mucho control sobre
los adolescentes, sobre los niños…, y pensamos
que debería ser de otra manera, la escuela. Entonces
lo que hacemos es intervenir siempre de forma
creativa intentando «petarla», la escuela (te lo
estoy diciendo un poco a lo bruto todo). Entonces
cuando Oriol nos invita al Aparador…, claro, ¿qué
exponemos? Nosotros no somos artistas de exponer
una cosa, ni de pintar un cuadro y ponerlo en la
pared ni nada de eso; siempre entendemos que yo
como artista puedo aportar algo, pero que nos mola
trabajar con otra gente que puede aportar otras cosas.
Entonces se nos ocurrió que, como ahora todos
los museos tienen Twitter: el MACBA, el Reina
Sofía, el MoMA de Nueva York…, todos tienen un
Twitter que sirve para publicitar el museo y también
se está hablando mucho de qué tiene que ser
un museo: si tiene que ser un sitio para poner cosas
y que la gente las vea, si tiene que ser un sitio para
que vengan más turistas a ver una ciudad —como
el Guggenheim de Bilbao—, podría estar guay que
el museo fuera una ventana de lo que está pasando
en las escuelas. Entonces, para ver qué está pasando
en las escuelas, ¿le damos un Twitter a un profesor?
Que nos va a decir el discurso establecido de
lo que tiene que ser una escuela. O podríamos hablar
con un grupo clase y con un profesor, pero seguro
que hay muchas cosas que se dicen que son
las que se quieren oír. Entonces pensamos en contactar
de forma más «clandestina» con gente, que
sois los que estáis viviendo el día a día de la escuela,
y «twittear» vosotros directamente qué es lo que
está pasando en las escuelas.[…]

D: ¿La situación del instituto?

M: Sí, de tu educación.

[La conversa continua a la publicació de l’exposició,  la pots descarregar a la barra lateral esquerra d’aquest mateix bloc]

Anuncis

Publica un comentari

Required fields are marked *
*
*

%d bloggers like this: